Perro come perro - todocine

Perro come perro

EN RESUMEN:
Perro Come Perro sigue el camino de las últimas películas colombianas en su intento por mostrar historias mucho más universales. Es un thriller complejo, bien terminado, con un guión audáz y un humor negro agudo poco sutil.

FICHA TÉCNICA
Calificación CineVista:

Director: Carlos Moreno
Género: Thriller
Guión: Carlos Moreno y Alonso Torres
Reparto: Marlon Moreno (Victor Peñaranda), Oscar Borda (Eusebio Benitez), Blass Jaramillo (q.e.p.d) (El Orejón), Alvaro Rodríguez (Silvio Sierra), Paulina Rivas (Iris, La Bruja)
Duración: 1:46 Min
Página Oficial:
Perro Come Perro
País: Colombia
Año: 2008

SINOPSIS
Vengar la muerte de William Medina y la prisa por recuperar unos dólares perdidos, son el pretexto inicial que une a los protagonistas de este relato, quienes tienen que someterse a las órdenes de ¨El Orejón¨, un poderoso empresario devoto de la brujería, deseoso de vengar la muerte de su ahijado y obsesionado por encontrar su dinero. Sin conocerse, Peñaranda y Benítez son contratados para un confuso operativo del que tienen pocos detalles. Comparten la habitación de un céntrico hotel, donde deben permanecer atentos y a la espera de instrucciones telefónicas.

RESEÑA CRÍTICA
Ayer CineVista tuvo la oportunidad de asistir y realizar algunas entrevistas en la premiere de esta nueva película que sin lugar a dudas llega mañana a la cartelera colombiana pisando fuerte y con la presión de generar en el público altas expectativas, gracias al reconocimiento otorgado a Marlon Moreno como Mejor Actor en la sección de Largometrajes Iberoamericanos de Ficción del Festival de Cine de Guadalajara y el gran balance obtenido en otros festivales como el de Sundance en donde la película logró quedar escogida dentro de la selección oficial del World Dramatic Competition, compitiendo entre más de 900 films, además de su paso por el Miami International Films Festival donde la película causó gran impresión.

Perro Come Perro es una historia adaptada de un relato corto del caleño Alonso Torres llamado “Los Malditos” y quien también colaboró en el guión de esta cinta. El director del film también es de Cali, una de las cinco ciudades más importantes de Colombia; razón por la cual este es el espacio donde se desarolla el relato. La escogencia de la “Sultana del Valle” a pesar de ser una decisión “arbitraria” ( como nos lo explica su director en la entrevista), es un hecho que no en vano le otorga a la cinta mayor credibilidad, pues hay que recordar que Cali y Medellin han sido las dos ciudades cunas de fenónemos como el sicariato y la mafia, dos elementos vitales de la película. La influencia que ha ejercido esta región del país sobre el director, es evidente y se hace notoria en muchos detalles del film, como el hecho de la escogencia del título, que hace parte de una estrofa del salsero y sonero Henry Fiol y la escogencia de algunas canciones de salsa como “El Forastero”, ritmo que caracteriza la ciudad.

Para comprender esta película mejor, se hace necesario tener presente antes que todo, que Perro como Perro es una película de género, es más que nada un thriller que incluye tópicos conocidos con creces por todos los colombianos que han sido manipulados, unas veces endiosados y otras veces satanizados y que hacen alusión a la violencia. Sin embargo lo interersante aquí, es el manejo distinto que se le da a través de un guión audaz cargado de humor negro y en muchos casos innovador a lo antes visto. La violencia con todos los “anti-valores” que carga a cuestas, no es un aspecto que lleve al espectador a generar en él reproche o repudio, es por el contrario, un aspecto con el que el público se puede reir dado el humor negro y cruel que lo envuelve. Otro de los ingredientes novedosos que le dan ese toque característico de los thriller es el uso de la brujería en su más pura y aterradora expresión: la magia negra. Un elemento que sin ser lo suficientemente escalofriante, llega a impactar y genera cierto estupor, además porque quien hace el papel de “bruja” es una actriz natural, una mujer que ya sobrepasa los sesenta años dotada de un gran misticismo.

Perro Come Perro tiene en general una estructura narrativa bien definida, llama la atención el ritmo que es continuo pero pausado (algo extraño), alejado totalmente de aquel ritmo frenético con que se caracteriza a las películas cargadas de balas, traición, hechizos y/o sangre. La fotografía no resultó ser tan especial como lo esperaba, pero logra salir avante. La escenografía plantada en espacios reales le ayuda a ese ambiente tropical, malsano y raído del siniestro mundo en el que andan metidos sus personajes. Por otra parte, el reparto es también un buen acierto de esta ópera prima de Carlos Moreno. A la cabeza como protagonista está Marlon Moreno, un actor reconocido del país por su alta calidad, quién nos regala un papel trabajado con mucha inteligencia, con una frialdad pasmosa, que no obstante ya le hemos visto en papeles similares realizados en televisión y que ha sabido explotar de muy buena forma este tipo de personajes. Por esta pequeñísima y tal vez frívola razón, no sé si logre impresionar su interpretación realmente al público colombiano, al que ya tiene acostumbrado (no cansado) a este tipo de papeles. Esto claro está, no es motivo alguno para desmeritar su trabajo y el galardón recibido, que lo que hace es demostrar que su trabajo es digno de ser reconocido fuera y dentro del país. Otro de los actores es Oscar Borda quien me causó muy buena impresión (y confieso que no lo esperaba tanto). En la película podemos ver con grata sorpresa a un Oscar Borda metido por completo en el papel, creíble totalmente. Es tal vez para mí el trabajo más maduro, más laborioso, estudiado y exigente que haya hecho este actor hasta el momento. Borda realza la parte misteriosa de la película con un muy buen trabajo psicológico y fue definitivamente a quien le tocó el trabajo sucio; entendido como el que le tocó abordar su personaje desde lo más profundo de su ser.

Esta cinta a pesar de ser para mi 100% caleña, utilizando las calles populares de esta ciudad y con acento caleño, sin ser el acento exagerado y fastidioso que vemos en televisión, es una historia que sin duda es universal. Este solo hecho hace que esta cinta se valore aún más y considero que es una de los factores que la han hecho ser tenida en cuenta (por lo menos) en los festivales internacionales. En Colombia ha habido una reiterada intención de llevar a la pantalla gigante temas alrededor de lo que concierne a la violencia, por lo que el cine ha sido uno de los testigos fieles de lo que, gracias a ella, refleja la sociedad; sin embargo, Perro Come Perro se arriesgó a usarla para mostrar otra cara, para de cierto modo burlarse de ella y la usa no como su elemento principal, sino como símbolo de algo mucho más complejo, más tenebroso y no menos real y latente a los fenómenos que hacen parte cotidiana de la cultura colombiana.
Perro Come Perro es una película difícil de entender desde esta perspectiva, díficil de asumir o abordar como thriller puro y no como una cinta de carácter social.

Lo que más me gustó: El guión y su extraño ritmo.

Lo que menos me gustó: Los personajes son lejanos al público, no se puede tomar partido por ninguno de ellos y esto hace que uno no se sienta plenamente comprometido con la cinta.

There are no comments »
Loading… Loading comments…Please wait

Leave comment as:

          Loading

Write down the characters shown in the following image, differentiating lower and upper case letters